Archivos del Blog

Links relacionados

Un cambio rotundo y positivo en su decisión

TESTIMONIOS D’ALFONSO

Elena, pasó por D’Alfonso y quedó muy agradecida. Hoy comparte su testimonio e invita a todas aquellas personas que están con dudas sobre qué carrera estudiar a vivir la experiencia.

En mi último año de colegio yo fui al centro para guiarme profesionalmente hacia lo que sería mi misión y vocación al recibirme; aunque estaba segura que iba a seguir Arquitectura, ya que esta me fascinaba. Debo confesar que en los tests quise manipular el resultado, respondiendo a las preguntas y ejercicios tratando de orientarlos hacia la carrera de Arquitectura. Esto claramente no funcionó porque como me dijeron en la devolución, las características del Psicólogo son un rasgo muy fuerte en mi personalidad. La devolución fue perfecta, tuve un pantallazo super detallado de como soy, tanto las debilidades como fortalezas hasta mi futuro como profesional.

Al mostrarme los resultados de la orientación me sentí muy angustiada. Psicología no era una carrera que me apasionara en ese momento,la Arquitectura y el diseño era lo único que me gustaba en ese momento. Igualmente, seguí el consejo de la orientadora de averiguar más sobre la carrera de Psicología ya que entendía y sentía reflejada en los fundamentos dados por ella, explicando porqué me había dado la carrera de Psicología en el test.

Como la vida sola va obrando y llevándote por el camino correcto, a los pocos días de haber terminado el proceso en el Centro D’Alfonso, me fui a misionar con mi colegio. Obviamente, como mi cabeza no para, no dejé en ningún momento de pensar en lo hablado en la devolución y en si realmente Psicología era lo mío. Hoy puedo decir que la misión tuvo el “timing” perfecto para lo que me estaba pasando. En esa semana que pasé en Corrientes misionando pude encontrar mi vocación y empezar a sentir lentamente los frutos que eso me traía, la satisfacción y pasión que me daba encontrar mi “verdadero yo”.

Por eso, hoy cada vez que me hacen la pregunta “¿Qué fue lo que te inspiró para estudiar Psicología?” respondo que, aunque la carrera es mucho mas compleja que una misión, yo siento mi vocación como una constante misión que se realiza día a día, en la que todo lo que se da es para otro, constantemente pensando en otro y viendo cómo puedo yo como terapeuta acompañar al otro y guiarlo, ya sea dando consejo o aliviando pesos, para que así su vida sea cada vez mejor teniendo como fin su plena felicidad. Esto, en un nivel menor de trabajo, es lo mismo que se espera de una misión en donde jóvenes van a compartir alegrías, sonrisas y afecto a otros.

Si yo no me hubiera encontrado con ese pequeño “bache” en mi vida, de sentirme descolocada y angustiada al recibir la devolución, sin el cual yo no me hubiera replanteado la carrera de Psicología en la cual encontré mi vocación, hoy mi vida sería diferente. Estaría recién empezando la carrera de Arquitectura, ya que habría hecho el CBC el año pasado, y lo más probable es que este año me encontrara en una situación en la que no encuentro mi verdadero yo y no me siento plenamente Elena en el camino que estoy llevando.

Entonces, mirando en el pasado todo lo ocurrido, me doy cuenta que ese pequeño “bache” que tuve en quinto año se transformó en un camino fijo y feliz en donde me encuentro hoy en día, feliz de lo elegido, y eternamente agradecida con el Centro D’Alfonso, pero especialmente con la orientadora, que fue la que me dió la devolución con tanta esperanza.

Mi primer año de facultad para mi fue espectacular, no solo en lo académico sino también para reforzar mi vocación. Al estudiarla me fui dando cuenta de lo que me apasiona mi carrera y de la buena elección que tomé con la ayuda de ustedes. Gracias al Centro D’Alfonso hoy puedo decir que el vuelco que di en mi decisión es la marca perfecta que voy a llevar a lo largo de toda mi vida y de la cual me siento feliz.

Elena, alumna de segundo año de la carrera de Psicología en la UCA.

Etiquetas:

D´Alfonso presente en Experiencia Provocacion
provocacion_carrera

Una experiencia que motiva vocaciones!

Se llevó a  la segunda edición de “Experiencia Provocación”, el evento vocacional más grande de la Argentina.

Más de mil estudiantes de colegios secundarios, llegaron a la Usina del Arte para vivir una jornada diferente y disfrutar de charlas inspiracionales.  El evento contó con la participación de diez reconocidos oradores que trasmitieron sus experiencias y aprendizajes, en apenas 15 minutos. 

Algunos de ellos fueron el escritor Hernán Casciari, la activista social Margarita Barrientos -fundadora del comedor Los Piletones- y Evelina Cabrera, deportista que pasó su adolescencia viviendo en la calle, entre otros.

Por otro lado, distintas universidades y profesionales brindaron talleres sobre las carreras disponibles en el mercado. Al respecto, Gonzalo Aragone, uno de los organizadores del evento sostuvo: “Estamos felices del éxito de esta nueva edición de Experiencia Provocación. Nuestra pasión es justamente que los jóvenes puedan encontrar su verdadera vocación. Aportar con estas charlas y que cada uno de los que vinieron se vayan sintiéndose diferentes, con respuestas y aún más preguntas”.

El Equipo del Centro D´Alfonso estuvo presente en el evento, respondiendo inquietudes de los jóvenes  y compartiendo sus experiencias.

 20160517_083439_resized

Equipo D´Alfonso

 

Etiquetas:

Carreras alternativas y con futuro

Fuente: Diario La Nación 20/02/2016

La Argentina tiene un alto déficit en profesionales de sistemas, pero la oferta va mucho más allá de la ingeniería; móviles, videojuegos, animación y administración son algunos ejemplos.

“Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida”, dijo Woody Allen. Al igual que el director de cine, Ianir Sonis piensa en su futuro, en su caso como emprendedor. “No me gustaría volver a trabajar en relación de dependencia en una multinacional, sino trabajar en el mundo de las startups, que es un ecosistema muy enriquecedor. Me gusta pensar que hay aún muchas cosas de nuestro día a día que podemos mejorar”, dice.

Ianir eligió despegarse de las carreras convencionales y hoy está al frente de su propio proyecto, la app Reserva Turno (http:

/reservaturno.com). Se graduó el año pasado de la carrera Administración y Sistemas y sostiene: “En el siglo XXI es inconcebible que un líder de industria no tenga una formación en tecnologías de la información (TI), no conozca sobre sistemas, no entienda y ponga en práctica la forma en que la tecnología puede hacer más eficiente su negocio día a día”.

Uno cada 6000
Hay una constante en el mercado laboral, y es que egresan menos informáticos que los que realmente se necesitan. Aníbal Carmona, presidente de la Cámara de Empresas y Servicios Informáticos de la República Argentina (Cessi), dijo a LA NACIÓN: “Según los datos de nuestro último informe, en 2014 se registró un crecimiento del empleo del 5,4% en comparación con 2013. Esto implicó 4000 nuevos puestos de trabajo, y se estima que el sector podría haber cubierto otros 5000. Actualmente, en la Argentina, disponemos de un egresado de carreras informáticas cada 6000 habitantes; el desafío es bajar esa tasa a uno cada 4000”.

Pablo Salaberri es ingeniero en Sistemas egresado de la Universidad Abierta Interamericana y también se muestra preocupado por las necesidades del mercado. “El desafío de las universidades pasa por que los estudiantes se queden a terminar su carrera, porque el mercado se ha vuelto «caníbal», pagando sueldos muy altos pese a que todavía no son profesionales, y eso genera que en muchas ocasiones los alumnos pospongan sus estudios a causa de sus obligaciones laborales. Personalmente hice mi carrera de ingeniero completa trabajando en el mercado de TI”, añade.

udesa
Con una experiencia similar, Mateo de Guerrico, que tiene 21 años, trabaja en la industria desde el año pasado, aunque aún sigue cursando la carrera de Administración y Sistemas en el ITBA. “Actualmente, estoy realizando una pasantía en una consultora en la parte de proceso y gobierno de TI que asiste a distintos bancos del país. En el tiempo que he estado ahí he podido profundizar y aplicar mis conocimientos adquiridos en la facultad e incorporar nuevos”, dice en diálogo con LA NACIÓN.

Nuevos paradigmas

“Hay que pensar en cómo será la Argentina digital en 2035. En el Foro Económico Mundial de Davos se dijo que en 20 años siete millones de personas van a tener que cambiar de trabajo. Es una gran amenaza, pero yo lo veo como un generador de oportunidades”, observa Carmona.

Fue el futuro laboral lo que llevó a Mateo de Guerrico a elegir su carrera. “Cuando, hace cinco años, tuve que inclinarme por una carrera, estaba terminando el colegio con un bachillerato orientado a economía y no estaba decidido a encasillarme en ciencias económicas. Por eso me incliné por algo un poco más general, como es administración. Sin embargo, me parecía que a la carrera le faltaba un complemento. Investigando un poco con dos amigos descubrimos la Licenciatura en Administración y Sistemas del ITBA, que nos parecía una variante interesante que sumaba algo distinto y se adecuaba a las nuevas tendencias”, afirma.

Gustavo Rossi es director de la Maestría en Tecnología Informática de la Universidad Abierta Interamericana. “Se observa la escasez de profesionales y científicos en esta área. En particular, la Argentina presenta una debilidad en la formación de posgraduados en informática (en comparación con el número de magísteres y doctores en Brasil y Chile). En nuestro país, la industria del software y servicios informáticos se viene desarrollando como una de las áreas con más crecimiento de la economía, con una tasa cercana al 20% anual. Si bien la formación superior en esta área se ha incrementado, aún existen escasez de programas de doctorado y maestría y una débil producción científica y orientación hacia la innovación”, afirma.

En este contexto, en octubre, el Ministerio de Educación, en conjunto con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y la Fundación Sadosky, presentó 21 tecnicaturas y diplomaturas, agrupadas en cinco áreas entre las que se destacan las tecnicaturas universitarias Gestión de Comunidades Virtuales, Diseño e Impresión 3D, Domótica, Curaduría de Contenidos Digitales, y la diplomatura y tecnicatura universitaria en Gestión de Informática Educativa.

Por otro lado, la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), Exo (www.exotraining.com) e IT College (www.itcollege.com.ar) ofrecen certificaciones Microsoft, Cisco y Oracle.

También el ITBA se subió a este tren y durante 2016 ofrecerá la diplomatura en Ciudades Inteligentes y Desarrollo Urbano Sustentable. Y, para este ciclo lectivo, el Instituto Tecnológico de Buenos Aires abrirá también una especialización en Ciencias de Datos y una diplomatura en Tecnología aplicada a la Seguridad.

Móviles y juegos

El desarrollo mobile también es un tema en completo auge. Maximiliano Firtman es director del Instituto IT Master (www.itmaster.com.ar), en donde ofrecen carreras cortas que empiezan de cero con la programación para Android en Java y para iPhone mediante Swift. Son partners de Oracle University, por lo que los cursos de Android llevan certificación oficial de validez internacional.

Los videojuegos son otro rubro en donde la industria hace foco. Durgan Nallar es director de la Escuela de Game Design América latina y autor de dos libros sobre diseño de videojuegos (www.gamedesignla.com

libro), y dice: “El egresado puede trabajar como diseñador de videojuegos en una empresa ya formalizada, hacer consultoría o, más frecuentemente, organizar su propio emprendimiento”. Además, Nallar agrega que las carreras universitarias en videojuegos ya son moneda corriente. “Por suerte, hoy en la Argentina tenemos muchas opciones. Casi todas las universidades se abocaron a lanzar carreras relacionadas con los videojuegos. Existen en la Universidad Maimónides, en la Universidad del Salvador, en la Universidad de Palermo, en la Universidad Abierta Interamericana, en la Universidad Tecnológica Nacional, y otras”.

Etiquetas:

La UNRN en la Expo UNI 2015

El miércoles 5 y el jueves 6 de agosto, se realizará en el Instituto Primo Capraro de Bariloche una nueva edición de Expo UNI, la tradicional exposición dirigida a los alumnos, padres, orientadores y profesores que ayuda a los jóvenes a conocer las ofertas académicas de la región y del país. Funcionará de 9 a 18 horas la primera jornada y de 9 a 16 la segunda.

Como todos los años, la Sede Andina de la Universidad Nacional de Río Negro participará con un stand brindando información de todas sus carreras. Además, contará con la presencia de estudiantes de diferentes carreras que compartirán sus vivencias y experiencias con los interesados.

El evento contará con charlas, asesoramiento y talleres con especialistas en diferentes temas, que cumplan la tarea de orientar a cada joven en cuál puede ser su futuro académico.

En este 2015, estará presentes además de la UNRN las siguientes instituciones: Educación Internacional SA (EF), El Obrador Escuela de Arte Culinario, Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA), Universidad Argentina de la Empresa (UADE), Universidad Austral, Universidad de San Andrés (UDESA), Universidad FASTA (UFASTA), Universidad Nacional del Comahue, Universidad Torcuato Di Tela, Prefectura Naval Argentina (Bariloche), Universidad de Belgrano (UB), Instituto Balseiro (IB), Universidad Blas Pascal (Córdoba), Instituto Superior Capacitas, Universidad Siglo XXI, Instituto Profesional Datasoft, Centro de Estudios de Formación Aeronáutica (CEFA), Instituto de Formación Docente Continua, Instituto Superior Patagónico, Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, Instituto Superior de Educación Técnico Profesional, Universidad Tecnológica Nacional (UTN), Universidad Adventista del Plata, Facultad de Medicina, Instituto Univ. Patagónico de las Artes (IUPA), Universidad de Flores (UFLO), Escuela de Cadetes PFA y la Universidad Nacional de La Plata.

En esta nueva edición EXPO UNI 2015 las invitadas especiales para las charlas centrales con alumnos y padres serán la directora y equipo de orientadoras del Centro de Orientación Integral Dr. Pedro G. D´Alfonso, Lic. María de los Ángeles Gavilán, Lic. Carolina Donati y Lic. Mercedes Gómez.

 

Fuente: Sede Andina. Universidad Nacional de Río Negro

Etiquetas:

Expo Uni – 2015. Instituto Primo Capraro. Deutsche Schule Bariloche

Se realizó este año una nueva edición de la ya tradicional muestra de instituciones terciarias (universitarias y no-universitarias) acerca de sus ofertas educativas, llamada EXPO UNI. En esta ocasión, las conferencias centrales le fueron asignadas al INSTITUTO D’ALFONSO de Orientación Vocacional, a cargo de sus profesionales referentes, quienes se dirigieron a los estudiantes y a padres y docentes.

Tal como se observa en la Galería de Imágenes, cada Stand vistosamente presentó a su institución a través de personal idóneo en el asesoramiento, y por medio de folletería y banners. Una gran convocatoria cercana a los 1.500 alumnos se dio cita entre los días 5 y 6 de agosto en nuestra Institución.

Muy conformes con el resultado y satisfechos por haber podido brindar un servicio significativo para nuestra comunidad, comenzamos a imaginar cómo será la edición del próximo año.

Nómina de instituciones asistentes:
EF Educación Internacional, El Obrador Escuela de Arte Culinario, Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA), UADE, Universidad Austral, Universidad de San Andrés (UDESA), Universidad FASTA (UFASTA), Universidad Nacional de Río Negro – Sede Andina (UNRN), Universidad Nacional del Comahue, Universidad Torcuato Di Tela (UTDT), Prefectura Naval Argentina – Prefectura de S. C. de Bariloche, Universidad de Belgrano (UB), Instituto Balseiro (IB), Universidad Blas Pascal (Córdoba), Instituto Superior Capacitas – Universidad Siglo XXI – Instituto Profesional Datasoft, Centro de Estudios de Formación Aeronáutica (CEFA), Instituto de Formación Docente Continua, Instituto Superior Patagónico, Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, Instituto Superior de Educación Técnico Profesional, Universidad Tecnológica Nacional (UTN), Universidad Adventista del Plata, H. A. Barceló – Facultad de Medicina, Instituto Univ. Patagónico de las Artes (IUPA), Universidad de Flores (UFLO), Escuela de Cadetes PFA, Universidad Nacional de La Plata.

 

Fuente: Instituto Primo Capraro

Etiquetas:

Ángeles Gavilán: “Nunca es demasiado tarde para repensarse”

La directora del Centro D’Alfonso ayuda a adultos que están buscando un cambio profesional a encontrar la esencia de su verdadera vocación

No hay edad para animarse a cambiar de profesión o trabajo. Tampoco para elegir una vida en plenitud. Eso concluye la psicóloga María de los Ángeles Gavilán cada vez que un adulto se anima a iniciar el proceso de reorientación vocacional del Centro D’Alfonso, que dirige hace 30 años.

“Nadie debe convertirse en otra persona. Tienen que descubrir la vía de retorno a lo más original de sí mismos”, asegura la creadora de la institución. Y explica que ella misma encontró el significado de su vida ayudando a los demás a encontrarle un sentido a sus vidas, parafraseando al neurólogo Viktor Frankl.
En su oficina tiene las primeras entrevistas con los adultos que desean hacer la reorientación vocacional. Más tarde, los consultados circulan por otras salas para completar su proceso junto a un equipo de profesionales. El ambiente del lugar es inspirador: hay mesas blancas con lápices de colores y ventanales que dan a una terraza con plantas. El silencio es absoluto.

-¿Cuál es el perfil de quienes hacen la reorientación vocacional?

-Nos consultan mujeres y hombres por igual, de los 26 años en adelante. No hay un límite de edad para profundizar sobre el sentido de nuestras vidas, mucho menos hoy que vivimos 37 años más que nuestros bisabuelos. Nunca es demasiado tarde para repensarse. El camino vocacional, de la búsqueda de la creatividad y de lo auténtico no envejece. Es un proceso que tiene los matices propios de cada ciclo vital, siempre con la misma intencionalidad: el encuentro con nuestro ser.
-¿Cuáles son los motivos de consulta?

-Algunos se acercan porque se están replanteando su carrera profesional. Otros buscan un mejor desarrollo laboral. Hay quienes nunca estudiaron y sienten que es el momento indicado para iniciar una formación académica. Otra posibilidad es que estén atravesando una situación personal afectiva que los lleve a una revisión profunda de su hacer en la vida. Están aquellos que fueron desvinculados o invitados a retirarse de la organización en la cual trabajaban. Y también los que perciben que tienen asignaturas pendientes en su realización personal.

-¿Con qué dudas llegan al Centro D’Alfonso?

-Las expresiones que traen los consultantes se repiten: “No le encuentro sentido a lo que hago. Todo me aburre. Nada me entusiasma. Siento cansancio. A veces no me entiendo. Hice todo y no soy feliz; tengo todo y no lo disfruto”. Sus frases reflejan una voz común: sensación de vacío. Ese vacío pudo llevarlos a buscar respuestas externas, a aferrarse a su identidad profesional, a encontrar logros afuera, a necesitar del prestigio y reconocimiento del entorno, a vivir con velocidad, a pretender que sucedan cambios mágicos, a creer que otro los iba a salvar.

-¿Por qué le cuesta definir qué quiere hacer de su vida?

-Porque es más fácil poner el problema afuera y adjudicárselo a las circunstancias. Quieren salir de la crisis, pero no entran en ella para transitarla. Se percibe en ellos una mayor disposición a distraerse y escapar en vez de afrontar el conflicto. Así quedan atrapados en su identidad y se alejan de su auténtico conocimiento. Se distancian de su propósito, de su proyecto personal. Definir qué queremos hacer de nuestras vidas es un camino que requiere coraje y confianza. Estar en crisis genera una necesidad de transformación. La sensación de vacío es necesaria porque significa que hay una búsqueda. Es un punto de partida para darse cuenta de que el camino vocacional es hacia dentro. Es el momento para retornar a la esencia de uno, a lo más original que habita en nosotros.

-¿Cuándo se empieza a vislumbrar el cambio?

-Es importante que los consultantes comprendan que nadie debe convertirse en otra persona. Tienen que descubrir la vía de retorno a lo más original que habita en su interior. El cambio comienza cuando la persona toma la decisión de reorientarse. La motivación que manifiestan por iniciar su proceso es fundamental para hacer aflorar lo que permanece oculto e inexplorado en su interior. Aunque tengan miedo, dar ese primer paso que lo obligue a salir de la zona de confort es el principio del despliegue personal y del encuentro con su sentido.

-¿Cuál es la tarea que realizan en la reorientación?

-Tras escuchar a los consultantes, les explicamos que la crisis que plantean es una invitación a dar un salto en sus vidas y que vamos a trabajar sobre tres pilares: primero, deben asumir que cada uno es autor de su vida. Deben comprender que las circunstancias que están transitando son una invitación a repensarse, recrearse y reinventarse. Y si bien muchos no las eligen, la libertad está en la respuesta que deciden dar. Luego intentamos alentar el desarrollo de la mejor versión de sí mismos. Para lograrlo es fundamental que conozcan sus talentos y dones, y también sus debilidades. Sólo así podrán despertar su potencial. Por último apuntamos a promover el propósito personal. Es decir, cuál es el sentido que quieren darle a sus vidas, qué valor desean aportar al mundo para que sea mejor.

-¿Cuándo es demasiado tarde para cambiar de profesión?

-No hay edad para elegir una vida en plenitud y avanzar en las profundidades de nuestro ser. Nunca es tarde para caminar la vida con más autenticidad, lucidez y sabiduría. Hemos reorientado a personas de 65 y más.

 

Fuente: Diario La Nación

 

 

Etiquetas:

Para elegir una carrera, cuanto antes, mejor

Los expertos sugieren que al comenzar el último año del secundario, los chicos ya mediten su decisión

La receta es muy sencilla: cuanto antes, mejor. Cada año, miles de estudiantes del último año del secundario se encuentran frente a la decisión de qué carrera seguir. Una elección clave en sus vidas. No obstante, muchos consultan a un orientador vocacional -si lo hacen- en los últimos meses del año, y se inscriben en una carrera en ese mismo momento. Casi sobre la hora. Y no son pocos los que se equivocan y deben volver a empezar.

Los expertos consultados por LA NACION coincidieron en que tomar esa decisión en poco tiempo es complicado y angustiante. Por esa razón, aconsejan comenzar el proceso con anticipación, siempre que el interés surja del mismo estudiante y no de presiones externas. Porque son muchos los que pueden influir en la decisión: la familia, los pares, los padres de los amigos, los docentes y tutores, el colegio y el medio sociocultural.
Vanina Pieczanski (17 años) comenzó la carrera de Ciencias de la Comunicación. Aunque hizo el proceso de orientación casi al mismo tiempo en que se anotaba en la universidad, confiesa: “Si hubiera tenido un año más para decidir, también me hubiera costado”. Como le gustaban dos carreras -derecho y comunicación-, el proceso consistió en ordenar prioridades y encontrar herramientas para tomar la decisión final. “La tomé yo, pero el curso me ayudó a sentirme segura acerca de qué carrera seguir”, contó Vanina.

Para Paola Vitale, del Departamento de Orientación Vocacional del Ciclo Básico Común (CBC) de la UBA, el caso de Vanina es muy común. “Las consultas son más fuertes a partir de junio o julio, porque muchos saben que en octubre o noviembre se tienen que anotar en el CBC -explicó-. Algunos incluso vienen el día mismo de la inscripción.” Vitale dijo que con un par de meses de anticipación se puede ganar mucho: “Con más tiempo, el proceso es muy rico -dijo-. Los que empiezan a decidir a principios de 5to. año tienen más posibilidades de pensar y hablar del tema”. Sin embargo, explicó que lo importante es que surja el deseo en el estudiante, y acotó que algunos chicos que se apuran a elegir carrera no lo hacen necesariamente por interés: “Siempre hay que ver si realmente les interesa o es que no pueden hacer un cierre de la etapa anterior y la tapan con la nueva”.
La licenciada Mercedes Gómez, del Centro de Orientación Integral Dr. Pedro G. D’Alfonso, afirma que las familias que solicitan asesoramiento lo hacen “cada vez más temprano”, ya que tienen en cuenta que “las nuevas generaciones vivencian el tiempo de una manera diferente”. Además, cada joven tiene un proceso madurativo diferente, “que requiere ser evaluado con anticipación” para arribar a una decisión fundamentada y evitar abandonos de carreras prematuros.

Agustina Iribarne tiene 16 años y optó por tomar la decisión con tiempo. Está en el último año en el colegio de los Hermanos Maristas en Luján. El año que viene quiere estudiar una carrera universitaria. Si bien ya terminó un proceso de orientación con una especialista, su decisión no está tomada. De la orientación resultaron unas seis carreras y mucha información sobre sus capacidades y preferencias. “La psicóloga ya hizo su parte, ahora me toca a mí averiguar más sobre cada carrera”, señaló.
En el caso del Centro D’Alfonso se diseñó un esquema de trabajo en dos etapas. En la primera, el adolescente realiza una serie de actividades individuales que le permiten reconocer, descubrir, reflexionar y analizar sus potencialidades, capacidades, intereses, motivaciones y valores, su perfil de personalidad y de alumno. Finalizada esta etapa de “autoconocimiento”, el joven recibe una sugerencia de opciones de carreras acorde a su perfil potencial personal, para lo cual cuenta con acompañamiento tutorial.

Fabiana Calónico, coordinadora del equipo de Psicopedagogía del Hospital Alvarez, dijo: “Anualmente tenemos unas 100 consultas por orientación vocacional, la mayoría hacia los últimos meses”. Según la profesional, es bastante común que los adolescentes tiendan a postergar las decisiones importantes, aunque la anticipación les sería muy beneficiosa.

 

Fuente: Diario La Nación

Etiquetas: