Archivos del Blog

Links relacionados

Carreras alternativas y con futuro

Fuente: Diario La Nación 20/02/2016

La Argentina tiene un alto déficit en profesionales de sistemas, pero la oferta va mucho más allá de la ingeniería; móviles, videojuegos, animación y administración son algunos ejemplos.

“Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida”, dijo Woody Allen. Al igual que el director de cine, Ianir Sonis piensa en su futuro, en su caso como emprendedor. “No me gustaría volver a trabajar en relación de dependencia en una multinacional, sino trabajar en el mundo de las startups, que es un ecosistema muy enriquecedor. Me gusta pensar que hay aún muchas cosas de nuestro día a día que podemos mejorar”, dice.

Ianir eligió despegarse de las carreras convencionales y hoy está al frente de su propio proyecto, la app Reserva Turno (http:

/reservaturno.com). Se graduó el año pasado de la carrera Administración y Sistemas y sostiene: “En el siglo XXI es inconcebible que un líder de industria no tenga una formación en tecnologías de la información (TI), no conozca sobre sistemas, no entienda y ponga en práctica la forma en que la tecnología puede hacer más eficiente su negocio día a día”.

Uno cada 6000
Hay una constante en el mercado laboral, y es que egresan menos informáticos que los que realmente se necesitan. Aníbal Carmona, presidente de la Cámara de Empresas y Servicios Informáticos de la República Argentina (Cessi), dijo a LA NACIÓN: “Según los datos de nuestro último informe, en 2014 se registró un crecimiento del empleo del 5,4% en comparación con 2013. Esto implicó 4000 nuevos puestos de trabajo, y se estima que el sector podría haber cubierto otros 5000. Actualmente, en la Argentina, disponemos de un egresado de carreras informáticas cada 6000 habitantes; el desafío es bajar esa tasa a uno cada 4000”.

Pablo Salaberri es ingeniero en Sistemas egresado de la Universidad Abierta Interamericana y también se muestra preocupado por las necesidades del mercado. “El desafío de las universidades pasa por que los estudiantes se queden a terminar su carrera, porque el mercado se ha vuelto «caníbal», pagando sueldos muy altos pese a que todavía no son profesionales, y eso genera que en muchas ocasiones los alumnos pospongan sus estudios a causa de sus obligaciones laborales. Personalmente hice mi carrera de ingeniero completa trabajando en el mercado de TI”, añade.

udesa
Con una experiencia similar, Mateo de Guerrico, que tiene 21 años, trabaja en la industria desde el año pasado, aunque aún sigue cursando la carrera de Administración y Sistemas en el ITBA. “Actualmente, estoy realizando una pasantía en una consultora en la parte de proceso y gobierno de TI que asiste a distintos bancos del país. En el tiempo que he estado ahí he podido profundizar y aplicar mis conocimientos adquiridos en la facultad e incorporar nuevos”, dice en diálogo con LA NACIÓN.

Nuevos paradigmas

“Hay que pensar en cómo será la Argentina digital en 2035. En el Foro Económico Mundial de Davos se dijo que en 20 años siete millones de personas van a tener que cambiar de trabajo. Es una gran amenaza, pero yo lo veo como un generador de oportunidades”, observa Carmona.

Fue el futuro laboral lo que llevó a Mateo de Guerrico a elegir su carrera. “Cuando, hace cinco años, tuve que inclinarme por una carrera, estaba terminando el colegio con un bachillerato orientado a economía y no estaba decidido a encasillarme en ciencias económicas. Por eso me incliné por algo un poco más general, como es administración. Sin embargo, me parecía que a la carrera le faltaba un complemento. Investigando un poco con dos amigos descubrimos la Licenciatura en Administración y Sistemas del ITBA, que nos parecía una variante interesante que sumaba algo distinto y se adecuaba a las nuevas tendencias”, afirma.

Gustavo Rossi es director de la Maestría en Tecnología Informática de la Universidad Abierta Interamericana. “Se observa la escasez de profesionales y científicos en esta área. En particular, la Argentina presenta una debilidad en la formación de posgraduados en informática (en comparación con el número de magísteres y doctores en Brasil y Chile). En nuestro país, la industria del software y servicios informáticos se viene desarrollando como una de las áreas con más crecimiento de la economía, con una tasa cercana al 20% anual. Si bien la formación superior en esta área se ha incrementado, aún existen escasez de programas de doctorado y maestría y una débil producción científica y orientación hacia la innovación”, afirma.

En este contexto, en octubre, el Ministerio de Educación, en conjunto con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y la Fundación Sadosky, presentó 21 tecnicaturas y diplomaturas, agrupadas en cinco áreas entre las que se destacan las tecnicaturas universitarias Gestión de Comunidades Virtuales, Diseño e Impresión 3D, Domótica, Curaduría de Contenidos Digitales, y la diplomatura y tecnicatura universitaria en Gestión de Informática Educativa.

Por otro lado, la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), Exo (www.exotraining.com) e IT College (www.itcollege.com.ar) ofrecen certificaciones Microsoft, Cisco y Oracle.

También el ITBA se subió a este tren y durante 2016 ofrecerá la diplomatura en Ciudades Inteligentes y Desarrollo Urbano Sustentable. Y, para este ciclo lectivo, el Instituto Tecnológico de Buenos Aires abrirá también una especialización en Ciencias de Datos y una diplomatura en Tecnología aplicada a la Seguridad.

Móviles y juegos

El desarrollo mobile también es un tema en completo auge. Maximiliano Firtman es director del Instituto IT Master (www.itmaster.com.ar), en donde ofrecen carreras cortas que empiezan de cero con la programación para Android en Java y para iPhone mediante Swift. Son partners de Oracle University, por lo que los cursos de Android llevan certificación oficial de validez internacional.

Los videojuegos son otro rubro en donde la industria hace foco. Durgan Nallar es director de la Escuela de Game Design América latina y autor de dos libros sobre diseño de videojuegos (www.gamedesignla.com

libro), y dice: “El egresado puede trabajar como diseñador de videojuegos en una empresa ya formalizada, hacer consultoría o, más frecuentemente, organizar su propio emprendimiento”. Además, Nallar agrega que las carreras universitarias en videojuegos ya son moneda corriente. “Por suerte, hoy en la Argentina tenemos muchas opciones. Casi todas las universidades se abocaron a lanzar carreras relacionadas con los videojuegos. Existen en la Universidad Maimónides, en la Universidad del Salvador, en la Universidad de Palermo, en la Universidad Abierta Interamericana, en la Universidad Tecnológica Nacional, y otras”.

Etiquetas: